Día Mundial del Medio Ambiente

  • 0
  • junio 05, 2018

Hoy celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente. Un día propicio para agitar nuestras conciencias y animarnos a todos a cambiar nuestros hábitos por otros que redunden en un beneficio directo sobre el medio ambiente, cada vez más afectado.

Durante los días pasados, han aparecido en los medios un número importante de informaciones con un enfoque pesimista de la situación y defendiendo la idea de que no hay nada que celebrar en este día.

Todos somos conscientes del impacto que el ser humano está provocando sobre el planeta y nuestro medio ambiente, el espacio que necesitamos para desarrollar nuestra existencia. La propia condición humana y los hábitos de consumo a los que nos han conducido ha tenido consecuencias sobre el medio que comienzan a ser dramáticas: cetáceos y otros seres animales muertos por ingestión de bolsas de plástico, afección a humedales que los hacen incompatibles con la vida, límites de contaminación ambiental continuamente sobrepasados en las grandes urbes, etc.

Estos casos son tan llamativos que impactan directamente sobre la sociedad, de manera que nos encontramos en el momento de la historia en que más interés suscitan los problemas ambientales a los ciudadanos (datos oficiales del CIS). Quizás este interés no vaya acompañado de una mayor concienciación, y menos de un cambio de hábitos, pero el hecho de mostrar interés es ya un primer paso muy importante, y sólo por esto, el día merece una celebración. Una celebración que anime al ser humano a seguir dando pasos, ya con la urgencia que el asunto requiere, hacia un cambio de actitud frente al uso de recursos y su afección al entorno.

Son muchos los retos medioambientales a los que nos enfrentamos. Pero es, sin duda, el cambio climático, el reto más importante al que se ha enfrentado jamás la humanidad. Los efectos de este cambio en el clima ya lo estamos sufriendo y está en nuestras manos actuar de forma activa en su lucha reduciendo las emisiones carbónicas, siendo más eficientes en el uso de la energía y aprovechando los recursos renovables que la naturaleza pone a nuestra disposición.

Pero, además, resulta imprescindible adaptar de nuestras ciudades para que todos podamos convivir con esta transformación en el clima que ya se está produciendo. Acciones relacionadas con la generación de sombras en las urbes, áreas de drenaje para evitar inundaciones y la plantación de especies autóctonas, son objeto del proyecto LIFE Adaptate en el que participa EuroVértice.

El uso eficiente de los recursos naturales, cada vez más escasos, nos lleva sin remedio de un modelo de economía lineal a otro en el que el valor de estos recursos se mantenga en el tiempo durante más de un ciclo de vida. En esto consiste la economía circular, en la que EuroVértice lleva años trabajando y cuyo modelo se está implantando en la industria cárnica gracias al proyecto CIRC4Life. También colaboramos con la Estrategia Regional de Economía Circular, que pretende ser un punto de partida para esta transformación holística hacia un modelo infinitamente más sostenible.

El medio marino nos está mostrando la imagen más dura del impacto ambiental producido por el hombre. En este sentido, EuroVértice participa en diversos proyectos relacionados con las buenas prácticas para una pesca sostenible, la protección de zonas marinas, la lucha contra el ruido submarino y especies invasoras, etc.

Los científicos hablan de esta era de la humanidad como del Antropoceno, la primera época de la historia del mundo en la que el hombre ha sido capaz de cambiar el curso de la naturaleza sobre nuestro planeta. Muchos hablan de un futuro distópico, pesimista en cuanto su devenir y la herencia que recibirán las futuras generaciones.

Desde EuroVértice siempre trabajaremos de forma activa en la defensa del medio ambiente, actuando sobre nuestro territorio y difundiendo el conocimiento desarrollado con nuestros proyectos para cambiar conciencias y hábitos, pues es responsabilidad de todos corregir los impactos ya causados y entregar a nuestros hijos un planeta mejor del que conocemos hoy.

José Pablo Delgado Marín

EuroVértice Consultores S.L.